Sáb. Sep 25th, 2021

CIENTÍFICOS CREAN PEGAMENTO BIOCOMPATIBLE AUXILIAR PARA HERIDAS Y HEMORRAGIAS.

Inspirándose en la sustancia pegajosa que los percebes utilizan para adherirse a las rocas, los ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han diseñado un pegamento fuerte y biocompatible que puede sellar los tejidos lesionados y detener las hemorragias en las heridas en segundos.

La nueva pasta puede adherirse a las superficies incluso cuando están cubiertas de sangre, y puede formar un sello hermético en unos 15 segundos de aplicación. Según los investigadores, este tipo de pegamento podría ofrecer una forma mucho más eficaz de tratar las lesiones traumáticas y ayudar a controlar las hemorragias durante la cirugía.

“Estamos resolviendo un problema de adhesión en un entorno difícil, que es este entorno húmedo y dinámico de los tejidos humanos. Al mismo tiempo, intentamos traducir estos conocimientos fundamentales en productos reales que puedan salvar vidas”, explica Xuanhe Zhao, profesor de ingeniería mecánica e ingeniería civil y medioambiental del MIT y uno de los autores principales del estudio.

En pruebas realizadas en cerdos, Nabzdyk y sus colegas de la Clínica Mayo descubrieron que el pegamento era capaz de detener rápidamente las hemorragias en el hígado, y que funcionaba mucho más rápido y eficazmente que los agentes hemostáticos disponibles en el mercado con los que lo compararon. Incluso funcionó cuando se administraron anticoagulantes potentes (heparina) a los cerdos para que la sangre no formara coágulos espontáneamente.

Sus estudios demostraron que el sello permanece intacto durante varias semanas, lo que da tiempo a que el tejido se cure por sí mismo, y que el pegamento induce poca inflamación, similar a la producida por los agentes hemostáticos utilizados actualmente.

El pegamento se reabsorbe lentamente en el organismo a lo largo de meses, y también puede eliminarse antes aplicando una solución que lo disuelva, en caso de que los cirujanos tengan que intervenir después de la aplicación inicial para reparar la herida.