MÁS DE 200 MIL PERSONAS SE QUEDARON SIN ENERGÍA ELÉCTRICA AL ESTE DE ESTADOS UNIDOS TRAS UNA FUERTE TORMENTA INVERNAL.

Millones de estadounidenses se pusieron a cubierto de una gran tormenta que golpea con nieve, hielo y fuertes vientos el este del país y ha causado trastornos viales, suspensiones de vuelos y cortes de luz en unos 190.000 hogares el lunes por la mañana.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por su siglas en inglés) dijo que la tormenta combina fuertes nevadas, lluvia helada y fuertes vientos e impactó el sureste y la costa del Atlántico medio antes de dirigirse a Nueva Inglaterra y al sur de Canadá.

Se esperan hasta 30 centímetros de nieve en una franja de territorio que va desde el norte del valle de Ohio hasta el sur de la región de los Grandes Lagos, advirtió el NWS.

Más de 80 millones de personas están bajo alertas climáticas, informaron medios estadounidenses.

Desde mediados del domingo, unos 235.000 clientes se habían quedado sin servicio de electricidad en el sureste, pero para el lunes por la mañana esa cifra se redujo a 190.000, según el sitio web PowerOutage.US.

En zonas a lo largo de las montañas Apalaches, la nieve podría este lunes llegar a caer a razón de 2,5 cm por hora en tanto que las gélidas condiciones podrían extenderse hasta el martes, según el NWS.