FRANCIA APRUEBA EL PASE DE VACUNACIÓN: LAS PERSONAS QUE NO ESTEN INMUNIZADAS NO PODRÁN INGRESAR A ESPACIOS PÚBLICOS.

Luego de varias semanas de debate, el Parlamento francés adoptó definitivamente el domingo el proyecto de ley que sustituye el actual pasaporte sanitario por un pase de vacunación a partir de los 16 años, lo que complicará la vida a quienes no se han inmunizado, tal como se había propuesto el presidente Emmanuel Macron.

El texto fue aprobado por 215 votos a favor, 58 en contra y 7 abstenciones. Los diputados socialistas (oposición) tienen previsto remitir el asunto al Consejo Constitucional para que se respeten las “libertades fundamentales”, lo que retrasará unos días la promulgación del proyecto de ley.

El Gobierno desea que el documento entre el vigor lo antes posible ante el aumento de casos por la variante Ómicron.

Con una media de 300.000 contagios diarios en la última semana, el Ejecutivo espera poner en marcha el pase de vacunación en torno al 20 de enero.

Quienes rechacen inmunizarse frente al COVID-19 tendrán limitado su acceso a una importante serie de actividades sociales.

El pase de vacunación impedirá el acceso de los no vacunados a varios espacios como los trenes, restaurantes o cines. Es decir: solo funcionará con un esquema de inmunización completo, salvo para acceder a los servicios de salud.