Mar. Ago 4th, 2020

CRISIS EN “LA VOZ DE LA DIÁSPORA”

Una polémica pública surgió a finales de la semana que deja al descubierto una crisis al interior de dicha revista digital.

El propio día del periodista, Carmen Rodriguez, redactora de dicho medio, publicó un articulo en el que comunicaba su salida del proyecto, por irregularidades y falta de transparencia, según ella, propiciadas por la editora jefa, Milagro Vallecillos.

Este es el artículo:
Voz de la Diáspora y su falta de transparencia
“Hace dos años fundé junto a otros periodistas a un proyecto informativo independiente. Hoy en el día del periodista tomé la decisión de renunciar definitivamente a este proyecto.

Desde hace unos meses la organización que ayude a formar, pasa por serios problemas administrativos por la falta de transparencia y por el irrespeto a la Junta Directiva y a los procedimientos establecidos en nuestros estatutos.

Las arbitrariedades con las que actuó Milagro Vallecillos, presidenta de la organización desgastaron seriamente el funcionamiento de la misma. El punto de inflección llegó cuando exigí junto a otra compañera transparencia.

Al igual que en casos anteriores con otros miembros que se retiraron, al insistir en el respeto de los procedimientos, a la Junta Directiva y a la transparencia, Milagro Vallecillos se dio a la tarea de desprestigiarme, de calumniarme, de cuestionar mi labor periodística, de cuestionar mi relación con mis fuentes y de bloquear mi trabajo como editora general del proyecto de forma arbitraria.

En un intento por desviar la atención de la transparencia que se exigía, la discusión se centró en otros temas, dejando de lado el verdadero problema: la existencia de un periodista panameño, ajeno a la Asociación que reclama un pago por servicios prestados a la organización. Compromiso unilateral e innecesario adquirido por la presidenta Vallecillos en nombre de la Asociación, sin contar con el aval de la Junta Directiva.

Mis valores no me permiten ser parte de una organización en la que se tolera la falta de transparencia, los procesos dudosos, la adquisión de deudas dudosas e inecesarias y la manipulación de la información con la intención de dañor la imagen de otras personas.

Entregué a la Comsión Especial que investiga este caso, algunas pruebas de las dudas generadas y de la falta de transparencia, pruebas que de ser necesario las haré públicas. Hasta el momento Milagro Vallecillos no ha presentado informes financieros y estados de cuentas sustentados con documentos, de su gestión. Mi lucha es en contra de la corrupción, de la manipulación y del atropello a los procedimientos. Mi lucha es denunciar estos problemas que tanto daño le hacen a nuestras sociedades.

Agradezco a las personas que en su afán de aportar, integraron esa Comisión Especial. Mi paso al costado, es una protesta ante la falta de tolerencia, el mal manejo, la falta de profesionalismo y mi lucha es siempre en contra de la corrupción, la desigualdad, las irregularidades y las mentiras.

Gracias Voz de la Diáspora por haber sido un motor en mi carrera.

Washington DC,  31 de julio de 2020.”

Respuesta de la diáspora a Carmen Rodriguez

Un día después, el medio digital publicó esta nota aclaratoria:

“Voz de la Diáspora informa que Carmen Rodríguez, desde el día 30 de julio de 2020, no forma parte de nuestra organización al haber comunicado su renuncia a través de redes sociales.

Sus pensamientos y opiniones desinforman y agreden a nuestra agencia, generando especulaciones innecesarias sobre sus sentimientos y circunstancias. Dichos señalamientos fueron difundidos recientemente en redes sociales.

Voz de la Diáspora está conformada por periodistas salvadoreños en los cinco continentes, que representan la voz de nuestro país en el extranjero, quienes trabajan bajo nuestro reglamento interno, para el cual la ética es un requisito transversal, permanente y universal.

Somos un medio INDEPENDIENTE, comprometido con generar contenido veraz mediante una buena praxis de la profesión periodística.

Desde 2018 nuestra misión ha sido crear un vínculo profesional y de solidaridad entre periodistas salvadoreños radicados fuera del territorio de la República de El Salvador, seguiremos trabajando para ser referentes para los hombres y mujeres de prensa a nivel internacional, siendo una organización con prestigio mundial” reza el comunicado.