Vie. Ene 15th, 2021

30 SUJETOS ACUSADOS DE MATAR A CUATRO SOLDADOS Y OTRAS 19 PERSONAS ENFRENTARAN VISTA PUBLICA.

El Juzgado Especializado de Instrucción “A” resolvió enviar a juicio a 40, de 49 imputados, acusados por dos casos de privación de libertad, 23 por homicidio agravado y agrupaciones ilícitas.
 
La jueza se basó en las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República, tales como autopsias de cadáveres, declaración del testigo bajo régimen de protección, así como la penalidad de los ilícitos, entre otras.

El caso pasará a la orden de un juzgado especializado de sentencia el cual realizará la vista pública dentro de unas semanas.
 
Según datos, la estructura operaba en las colonias Santa Eduviges, Comunidad Morazán, 16 de Marzo  y Vista al Lago de Ilopango, así como en Ilobasco, Cabañas, entre otros.
 
 Datos de las investigaciones señalan que los sujetos están vinculados a cuatro homicidios agravados en la vida de unos soldados, quienes se dirigían a un curso en la Fuerza Aérea (FA) y, de forma equivocada, abordaron una buseta de la ruta 29, la cual llegó hasta Vista al Lago.
 
Al bajarse varios sujetos los interceptaron y los llevaron hasta un lugar desolado, en donde los obligaron a ver cuando mataban a uno de ellos mismos.

Luego de ultimarlos los desmembraban, los metieron en bolsas para luego enterrarlos en fosas clandestinas en el sector de Changallo. Esto se registró en junio de 2017.
 
Un año antes, en abril, los sujetos atentaron contra Jesús Vidal Ayala Maravilla, un agente de la PNC, y además, se dedicaba al sicariato por aparte.

En esa ocasión, los sujetos citaron a la víctima en Vista al Lago, ya que existía amistad entre ellos, al llegar lo condujeron hasta un lugar lejano y, al reclamarle por la muerte de un marero de la misma estructura, lo mataron, luego lo desmembraron y enterraron en una fosa clandestina.

Igual situación le ocurrió a una persona que acompañaba al ahora occiso.
 
Otro de los casos se registró en 2011, cuando una mujer contrató a los supuestos terroristas para que mataran al esposo de ella y así quedarse con la pensión que él le dejó por ley.

Al ofendido lo asfixiaron y después le dieron en la cabeza con una almádana.

El resto de las víctimas los mataron por sospechas de colaborar tanto con la PNC o con pandilleros contrarios.
 
Los cadáveres fueron encontrados en 2019 en las mencionadas fosas clandestinas, mientras que las capturas se dieron en el marco de un operativo policial en mayo de ese año.

Los sujetos operaban desde 2010 hasta el momento de la aprehensión; además, los nueve imputados que quedaron con sobreseimiento provisional solo están procesados por agrupaciones ilícitas, no obstante la FGR solicitó el efecto suspensivo ya que presentará una apelación en contra de estos sujetos.